90. Cabo Estai 2. Una datación más que problemática.

1.- La datación.

Impaciente, mandé a datar una muestra de carbones de la base del la pila de escombros y el resultado, más que sorprenderme, me noqueó: >43.500 años; o sea, fuera del rango de aplicación de la técnica del C14.

resultado

Mi sorpresa no es gratuita. Aunque el depósito que interpreté como una mina antigua es en su conjunto muy singular, el nivel de playa fósil de su base es relativamente común y, de hecho, se puede seguir hacia el exterior de la ría en la playa de Abra y hacia el este de forma intermitente a lo largo de varios cientos de metros en torno a la punta de Cabo Estai, de donde son estas fotos:

Playa fosil en Cabo Estay datada por C14 como Holocena (posterior a 10.500 BP).

Segmento de la playa fosil en Cabo Estai datada por C14 como Holocena (posterior a 10.500 BP).

Detalle de carbones datados (10.430 BP +1230-1060) en nivel bajo la playa fósil.

El caso es que, como podéis leer en los pies de foto, el nivel bajo la playa fósil está datado también por C14 (Geochron Labs, Mass. US; muestra GX-20953, año 1995), datación que me marcaba situaba la playa en el Holoceno. Era sólo una datación (como ahora) pero junto a otros indicios indirectos me permitían inferir un nivel del mar superior al actual hacia el óptimo climático, hacia el 6000 BC, como en muchos otros lugares del mundo.

2.- ¿Holoceno o Eemiense?

La cuestión va más allá de la mera datación del depósito, pues implica también las posibles interpretaciones.

Recogí la muestra datada entre la playa fósil y la base de la “escombrera” (que ahora no tengo más remedio que entrecomillar) y en definitiva, lo que está en cuestión si la playa fósil es Holocena (de hace menos de 10.000 años) o Eemiense (es decir, del último interglaciar, hace unos 120.000 años), es más que la edad del depósito, es su interpretación como una escombrera minera holocena (clima templado) o como un cono de derrubios pleistoceno (clima perglaciar). Para ilustrar mejor el problema interpretativo, pongo unas fotografías.

Escombrera de cantera moderna en Mañón, A Coruña.

Escombrera de cantera moderna en Mañón, A Coruña.

Escombreras

Conos de derrubios en las cortas de Cueva del Moro, explotación romana de oro en Castropodame, El Bierzo. (foto de aquí)

Excavaciones mineras y conos de derrubios en explotaciones de

Ampliando la vista anterior, se ven las cortas mineras romanas de oro, escombreras diversas y conos de derrubios en Castropodame, El Bierzo. (foto de aquí)

Desde un punto de vista geológico, las escombreras mineras son depósitos gravitacionales más o menos remodeladas por agua. En el caso de la ruina montium, por ejemplo, el agua estaría implicada no solo en el transporte sino en el arranque, pero en los demás el agua sería agente de transporte. El agua también puede removilizar las escombreras erosionándolas y resedimentándolas como depósitos de derrubios o coluciones.

La naturaleza no sabe de compartimentos estancos y presenta siempre una infinita variedad de tipos intermedios. En cualquier caso, el agua aportaría selección granulométrica y ordenación interna a un depósito que, gravitacional puro, es una simple pila de gravas, arenas o bloques.

Para generar de forma natural un depósito similar al de una escombrera minera todo lo que necesitamos es un escarpe y un mecanismo de fracturación de ese escarpe. En la alta montaña y zonas de clima periglaciar, los ciclos de hielo-deshielo y frío-calor se encargan de fracturar la roca de un modo similar a una trituradora mecánica, y la gravedad se encarga de transportar ese material de las laderas a los pies de los escarpes y laderas.

Ejemplo de gelifracción.

Ejemplo de gelifracción en islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en Islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en Islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en circo glaciar, España. (foto de aquí)

Canchales/conos de derrubios en circo glaciar en Gredos. (foto de aquí)

3.- La solución.

Las posibilidades ahora son que una de las dataciones esté mal o que los niveles de playa fósil de cabo Estai, pese a las apariencias, sean efectivamente dos: uno holoceno y otro eemiense. La verdad, no creo demasiado en esta posibilidad de dobs niveles. En cualquier caso la soculción vendrá de  nuevos análisis que confirmen o desmientan la edad y demás características. La edad es determinante para la interpretación, aunque no es la única clave.

Por ejemplo, si la edad fuera holocena, quedaría por comprobar la que las mineralizaciones que acompañan al dique de cuarzo son -en efecto- de interés minero. Por el contrario, si no apareciesen mineralizaciones, la hipótesis de la mina seguiría coja, a pesar de la edad. Y si pudiésemos identificar esa posible mineralización de oro pero la edad de los carbones se mantuviese >43.500, siempre quedaría la duda por el origen de esos carbones. Por cierto, la historia de los carbones en sí también es interesante, en concreto si se trata de maderas carbonizadas de modo natural o quemadas y fosilizadas. No resultaría nada fácil explicar la presencia de abundante madera quemada en un cono de derrubios periglaciar.  Y siguiendo en la posible interpretación de palya fósil eemiense, resulta bastante chocante que una causa climática haya dejado un depósito tan potente y a la vez tan localizado, asociado además a ese relativamente pequeño dique de cuarzo y sin otro equivalente semejante en toda la costa de rías. Que el cono de derrubios -máximo exponente de fío periglaciar de todo el cantil- descanse directamente sobre la playa fósil parece también extraño cuando las fases de más frío de la última glaciación sucedieron no al principio sino al final del período.

En fín. Si fuese fácil, no sería tan interesante.

 

6 pensamientos en “90. Cabo Estai 2. Una datación más que problemática.

  1. Gustavo

    Óscar sigo pensando que la datación no se ajusta a la evidencia. Tiene que ser errónea. No sólo no explica la disposición de la escombrera en el contexto de toda la costa en la que por lógica debería haber más muestras similares de ser una formación natural debido al frío. No explica los carbones y el fuego concentrado en la base del dique y tampoco explica la presencia de cantos rodados en medio de los depósitos…cómo esos materiales rodados y desgastados por la acción erosiva del mar se colaron en medio de los cuarzos rotos sin rodar. La evidencia antrópica parece más fuerte que la natural…por lo que una sola datación de c 14 no puede ser significativa y menos cuando resulta tan discordante con otras tomadas de la playa fósil en otros puntos.

    Responder
  2. Rodrigo Castaño

    Saludos.
    Me refiero a la entrada numero 73: ¿Qué es exactamente lo que pretende?… Me refiero a todo el alarde de ignominia que muestra y particularmente al comentario de “con saña y alevosía”. ¿Sabe a qué ojos puede llegar esa entrada?, de hecho, ¿sabe a qué ojos ha llegado ya?, y es más, ¿sabe el flaco favor que le ha hecho a la comarca, así, sin más, porque sí?

    Responder
    1. opr Autor

      Gracias, Rodrigo. Me alegro de que mis comentarios causen algún efecto, aunque creo que exageras mucho el alcance de este blog. Por lo demás, si tú quieres comulgar con ruedas de molino, allá tú. Un saludo..

      Responder
  3. Luis

    A formación destes depósitos pleistoceno-holocenos é moi complexa. Existen numerosos exemplos ben estudados xa dende os anos 60 (traballos iniciados por Nonn) e con numerosos estudos cronolóxicos e da súa dinámica entre o sur da ría de Vigo e a desembocadura do Miño (Cabo Estai, Oia, Fedorento, Mougas). Nestes depósitos existen niveis de praias de area ou cantos, de duna (holocenos e eemienses) ademais son comúns niveis de derrubios periglaciares de momentos de frío e iniestabilidade e niveis orgánicos correspondentes coa presenza in situ de áreas continentais máis ou menos húmidas, das cales derivan eses sedimentos orgánicos. Estes últimos niveis correspóndense en su maioría con fases máis cálidas do último periodo glaciar e moitas das datacións destes niveis sitúasen no entorno cronolóxico da que ti obtiveche.

    Responder
    1. opr Autor

      A cousa era que tiña unha datación que daba unha idade holocena da praia fósil, un pouco máis cara o leste, hacia Canido.
      E cómo explicas semellante escachamento da rocha?
      E hai zonas sen matriz nengunha. Esos cachos só pudieron caer por gravidade!!! ¿dun cantil de menos de dez metros de altura? ¿semellante cantidade? ¿formando esas rimas? Non coñezo nada semellante na costa galega.
      saúdos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *