16. A vueltas con el clima, III. Fin del cuento

Las variaciones del CO2 son posteriores a los cambios de temperatura.

El trabajo de Vostok es extraordinario. Cada metro de sondeo hay una medida de temperatura del aire calculada a partir del contenido en deuterio del agua congelada. A distancias irregulares, desde menos de 1 metro hasta un máximo de 74,6, se midió el contenido de CO2 de las minúsculas burbujas de aire atrapado en el hielo. En total para los primeros 3310 metros de sondeo publicados por la NOAA (el sondeo sigue avanzando hoy día)  hay 3302 medidas de temperatura y 363 de CO2.

Para calcular la edad de las medidas, varios científicos construyeron y probaron diversos modelos de acumulación del hielo, y usaron multitud de correlaciones. Como la nieve recién caída es permeable al aire hasta que se entierra y compacta lo suficiente como para formar una densa roca, las medidas de temperatura y CO2 tienen cada una su propia escala temporal, y para una misma profundidad de sondeo, la medida de temperatura atmosférica es siempre más antigua que la de CO2 atmosférico, unos 4066 años más antigua de media.

Así, que teniendo en cuenta todas estas variables, y puesto que cada medida tiene asignada una antigüedad, es posible correlacionar las 363 medidas de CO2 con otras tantas medidas de temperatura de edad parecida. Podemos conseguir pares de medidas de CO2 y temperatura con una diferencia media de edad de 50 años, cuando los lapsos temporales medios entre pares de medidas son de 1149 años. Unos datos de partida excelentes para un periodo que va desde hace 2.300 años hasta hace 417.000. El resultado de esta correlación entre CO2 y temperatura, como sabemos, es inequívoco: R2 de 0,7617.

Y ahora lo mejor. Para cualquier serie temporal de medidas, hay un cierto desfase que podemos admitir en las medidas con sólo una ligera pérdida de información. Por ejemplo, si tomamos los datos de lluvias diarias de un año, y calculamos su correlación con las medidas de lluvias del día siguiente -o del anterior-, lo normal es que tengamos una correlación todavía alta. Más aún para las temperaturas; si correlacionamos las temperaturas de un día con las del día siguiente, lo normal es que la correlación sea alta, pues los cambios de temperatura media diaria suelen ser más graduales que los de precipitaciones. Pero a medida que separemos los días de medida la correlación caerá, midamos temperaturas o precipitaciones. Y en principio, si no hay una relación de causalidad temporal, la pérdida de información será la misma, correlacionemos la temperatura media de un día con la del anterior o con la del siguiente.

Esto lo podemos hacer con dos variables, y es lo que hacemos con la temperatura y el contenido en CO2 atmosférico del sondeo de Vostok. Calculamos la correlación para medidas de temperatura y CO2 de la misma edad, y desplazamos las escalas arriba y debajo. Y el resultado es incontestable: la pérdida de correlación es mucho más rápida si las medidas de CO2 atmosférico anteceden a las medidas de temperatura que si es la temperatura la que antecede. De hecho, la máxima correlación no se obtiene para medidas de la misma edad, sino que son las temperaturas de un milenio antes las que mejor correlacionan con las de CO2 atmosférico. Esto significa que hay un retardo de aproximadamente un milenio (según nuestra gruesa escala de medida, de ± 1 milenio) entre el calentamiento y la expulsión de CO2 a la atmósfera.

Y aún más, la pérdida de correlación de los valores de CO2 es claramente asimétrica, indicando una dependencia de los niveles de CO2 en cualquier momento respecto de los valores de la temperatura en los milenios anteriores. Es decir, existe una inercia del CO2 en la atmósfera causada por el mantenimiento de valores de CO2 –bajos o altos- del pasado.

La liberación o absorción de CO2 es claramente dependiente de la temperatura, y si la máxima correlación tiene lugar dentro del primer milenio siguiente al cambio de temperaturas, el ajuste persiste a lo largo de algunos milenios más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *