54. Los precios del petróleo y la actual transición al petróleo no energético.

En 1956 revista especializada Petroleum Week publicaba un artículo con el título Is Oil Nearing a Production Crisis? El artículo hacía un repaso por diversas opiniones de algunos de los principales especialistas de la industria, y prestaba especial atención a las de King Hubbert, cuyas opiniones parecían ser las más alarmantes. Además de las fotos de Hubbert y A I. Levorsen, el más optimista en cuanto a la capacidad de la industria para dar satisfacción a la creciente demanda, la revista publicaba por primera vez la curva de Hubbert tal y como hoy la conocemos

                La curva de Hubbert ajustaba los registros históricos de la producción de petróleo a un crecimiento geométrico y extrapolaba la producción en el futuro hasta un tope -el famoso pico de la curva- igual a la mitad de las reservas totales. Para tan construir la curva Hubbert tan solo necesitaba conocer las reservas explotables totales, cosa que Hubbert, y otros geólogos, estimaban de varios modos.

                Sobre este modelo, me parece conveniente recordar algunas cuestiones:

  1. Es una aproximación empírica, no teórica. Hubbert se basó en su conocimiento de la industria y los registros históricos.
  2. Es por completo independiente del precio. Hubbert formó parte del movimiento tecnócratico que proponía el uso de un equivalente de energía como sustituto de dinero. Para él, el dinero no era una medida económica eficiente. Siendo un sistema de medida inútil y arbitrario, no podía influir.
  3. Es independiente de los avances tecnológicos. Hubbert, además de ser un tecnócrata político fue un cualificado geofísico que contribuyó no poco a la eficiencia de la industria extractiva, y por tanto en absoluto minusvaloraba la capacidad de la tecnología. De hecho, ya en 1956 pudo explicar como la confluencia de las circunstancias tecnológicas y geológicas había generado un doble ciclo petrolero en el estado de Ilinois. Lo que ocurría era que, viendo las cosas de desde una perspectiva histórica global, la sucesión de mejoras técnicas y nuevos descubrimientos hacían perfectamente posible un solo ciclo de producción. 
  4. Hubbert apuntó la posibilidad de que la producción de petróleo sufriera varios ciclos, pero nunca desarrolló la manera en que ésta sucesión de ciclos pudiera tener lugar a escala global. Quizá, puesto que lo que le importaba era advertir del inminente peligro y el gigantesco derroche, consideró que ese desarrollo podía desviar la atención y limitar la eficacia de su mensaje. Además, Hubbert tenía claro que la curva era una expresión sistémica, y una como tal, solo una opción política radical -y global- podría alterarla. Así que puede que nunca llegara a creer de verdad en un segundo ciclo del petrolero.

En esta entrada me voy a centrar en el punto 2, el del precio, y voy a intentar explicar qué es lo que está pasando con los precios del petróleo y su relación con ciclos Hubbert de producción.

Primero, recuerdo el gráfico de la entrada anterior de escenario favorable de producción futura de petróleo mediante múltiples curvas Hubbert.

Para quien no haya leído la entrada anterior, quiero avisar de que el análisis de múltiples ciclos Hubbert, sin bien resulta muy flexible y muy, muy explicativo, sirve para predecir el futuro ni mejor más o menos el resto de proyecciones, o sea, cero. De hecho, si atendemos a lo que ocurrió en 1973-1979 vemos que el presente no solo tiene la capacidad de construir el futuro, sino de alguna manera el propio pasado. Me explico.

Hasta 1973-1979, la inercia era la de un solo ciclo de producción de petróleo.

Pero entonces los países de la OPEP cerraron el grifo y generaron una crisis imprevista, totalmente política, quebrando el ciclo en dos. Los pozos menos rentables, las reservas hasta entonces marginales y no explotadas o explotadas en régimen de subvención, como lo eran los escasos pozos de España o los muchísimos de los EEUU, todo ese petróleo con mayores costes de producción era, de repente, rentable, y así, de la noche a la mañana, la industria vio que ya había iniciado un nuevo ciclo de producción de petróleo. El reajuste de abajo para esta nueva realidad no solo hace aparecer un, sino un pequeño ciclo 0 a principios de siglo.

En 1979 se podía dar por culminado el ciclo de petróleo abundante y barato. Lo cierto es que quedaban enormes reservas de petróleo de este tipo, pero por causas políticas ya nadie quería seguir el primer ciclo, que a partir de ese momento se cerraba. Se impuso el ahorro. La mentalidad cambió. Cambiaron las políticas y cambió la demanda. Y se iniciaba una nueva política de producción y consumo, que a partir de entonces creció, sí, pero de un modo lineal.

El gráfico siguiente es otro ajuste para una producción de 3200 Gb y cuatro ciclos. Lo que quiero mostrar es que hay muchas posibles soluciones a la ecuación. Hay grados de libertad.

Y vamos a los precios.

El precio en dólares constantes desde 1860 muestra una evolución típica de los minerales, con periodos prolongados de estabilidad y precios bajos y periodos cortos con fuertes subidas y caídas de precios. El problema es que los precios son magnitudes relativas de dos variables, y por tanto nos cuentan tanto de lo que pasa con el petróleo como de lo que ocurre con el propio dinero.

Por ejemplo, veamos los precios del petróleo en oro.

Bueno, pues parecido pero distinto. O los precios de petróleo en hierro, otra historia.

Y para terminar, la historia que nos interesa, el precio del petróleo en energía fósil, es decir, en antracita:

Y en lignito.

Esto es. Queda claro.

Lo que ocurrió en 1973 es lo que todo el mundo sabe. Los precios de la energía se revolucionaron y el petróleo pasó a ser una fuente de energía primaria antieconómica.

Hasta el 73, era más barato quemar petróleo que antracita, aunque un poco menos que quemar hulla. En 2011 quemar petróleo era siete veces más caro que quemar antracita y diez veces más caro que quemar hulla.

Hoy, el petróleo es una fuente de energía primaria de lujo, y solo en ciertos usos compensa. Intervienen muchas variables y la transformación de toda la infraestructura del petróleo exigirá enormes inversiones. Pero se hará.  De hecho ya ha comenzado, y estamos en ello.

Por otro lado, la gasolina tiene dos grandes ventajas que la hacen todavía atractiva. Es líquida, por lo que favorece su combustión rápida para alimentar esos potentes que mueven el transporte mundial (ya se sabe, la velocidad es también un precio)  y apenas deja residuos, por lo que es menos dañina que el carbón.

Los coches eléctricos parece que se enfrentan a grandes contratiempos en buena medida porque no son capaces de igualar esa potencia y velocidad que tanto apreciamos y porque sus baterías todavía contaminan demasiado. Quizá la solución sea licuar o gasificar el carbón.

Lo que está claro es que el petróleo como fuente de energía primaria se terminó en el 73. Y eso fue lo que dio paso a otro ciclo. Los agoreros que dicen que se dejará de sacar petróleo porque hay que aplicar cada vez más energía deberían entender que por el petróleo se paga ya seis veces más dinero que la energía que proporciona. De hecho, desde el año 2003 es ya más caro extraer la energía del petróleo que la que se podría extraer del trigo.

Lo que está claro es que no estamos abocados a un inminente colapso energético por falta de petróleo, pero como suponía Hubbert, tampoco el dinero es la mejor medida de todas las cosas.

Y una cosa más, a la vista de los gráficos de precios vistos. Lo que vivimos desde el año 2000 (y que refleja el dolar) es una crisis de materias primas que afecta también al petróleo y sobre la que espero tratar pronto, pero, desde luego, no es una crisis de la energía.

PD. Aquí os dejo las fuentes a la series históricas de petróleo:

precios: The Editor, BP Statistical Review of World Energy 2010, BP Statistical Reviewof World Energy, June 2010, BP p.l.c., London, UK, viewed 10th June, 2010, <http://bp.com/statisticalreview>.

producción: http://www.tsp-data-portal.org/Oil-Production-Extrapolation-Scenario-Analysis.aspx# http://www.earth-policy.org/datacenter/pdf/book_wote_energy_oil.pdf

carbónhttp://www.eia.gov/coal/data.cfm#prices

trigo: http://www.sfu.ca/~djacks/data/publications/publications.html

oro y hierrohttp://minerals.usgs.gov/ds/2005/140/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *