21. No hay dos sin tres. Segunda visita al posible cráter de Montouto.

Pues eso. Que tras la segunda visita, la conclusión es que hay que hacer una tercera. Como esto siga así vamos a tener que crear una comisión de investigación. (Ahora que se abre la temporada del cocido, no faltarán expertos y competentes…)

En resumen. Hicimos tres tomografías de 77,5 con 32 electrodos separados 2,5 metros. La intención era hacer cuatro, cruzadas dos a dos, como un tablero de tres en raya, pero ahí nos quedamos. En el segundo perfil, uno de los electrodos dejó de funcionar. Nos quedamos con 31. Tampoco pasa nada. Terminamos. Volvemos a casa.

Descargo las tomografías. Tengo prisa, ya no recuerdo por qué. Solo tengo tiempo de echar un vistazo a los resultados muy por encima. Primer perfil: la estructura del posible cráter no se ve por ninguna parte. La cubeta del primer día parece ya un espejismo. Segundo perfil: se ven unas estructuras extrañas, y el error cuadrático es alto. Deshecho. Tercer perfil: ni fu ni fa; la estructura general pinta más bien horizontal.  Bueno, lo dejo para mañana. Me tengo que ir.

Pero mañana es otro día. Ya con calma, lo primero es igualar las escalas de resistividad para comparar mejor los perfiles. Elimino valores anómalos y refino un poco los ajustes reduciendo el tamaño de celda pero, sobre todo, me pongo con el segundo perfil. El error cuadrático disminuye algo pero, haga lo que haga, la geometría del perfil se muestra estable. No cabe duda, la geometría es real, no se trata de un artefacto. Es la propia geometría anómala la que causa el error cuadrático, no al revés. Y lo cierto es que a la luz del segundo perfil, el tercero e incluso el primero adquieren un nuevo interés y sentido. Se trata de una estructura de cono invertido, con una clara anisotropía de altos y bajos valores de resistividad en los “lados” del cono. Esta anisotropía se ve peor en el perfil 1, pero es clarísima en 2. Y 3, que es perpendicular a 1 y a 2, pues muestra un perfil más simétrico.

Para que se vea mejor, señalo los límites de una estructura cónica cuyos límites coincidirían con los bordes de la laguna sobre las tomografías de los tres perfiles. Las líneas verticales muestran el lugar por donde el perfil 1 es cortado por el 3, el 2 por el 3, y el 3, pues –en buena lógica- por el 1-a los 30 metros de perfil-y por el 2 –a los 41-. Las líneas de puntos señalan los materiales más superficiales del lago, puede que un relleno sedimentario.

Aunque por desgracia no encontré en internet tomografías de cráteres de impacto de un tamaño y edad comparable, las estructuras asimétricas son características de estos cráteres. Por ejemplo, en el gráfico de abajo se muestra (en plano, no sección) la anomalía de gravedad debida a la densificación de las rocas tras el impacto que originó el lago Tüttensee, en Alemania. Y a la izquierda, la exploración mediante tomografía de resistividad en el cráter de Araguainha, en Brasil, muestra también estructuras de alta y baja resistividad inclinadas que se corresponden con brechas de impacto y materiales fundidos.

Y qué pasa ahora. Pues que volveremos. Aunque poco queda ya por hacer sólo con geofísica de resistividad. Haremos una, quizá dos tomografías más, con el método de polarización inducida -PI-, para ver definir mejor la geometría de la estructura y ver si existe alguna mineralización de ferromagnéticos asociada a ella, lo que sería un indicio más en favor del impacto; eso sí, un indicio, porque evidencia, por el momento, no tenemos ninguna.

En superficie no se ven brechas, ni tectitas, ni está levantado el borde de la laguna como suelen hacerlo los bordes de los cráteres de impacto. O sea, que no tenemos más que una pequeña laguna estacional de un par de palmos de profundidad ocupando una depresión circular de un metro de profundidad poco más o menos en su borde. Suficiente como para –al menos- una visita más. Una tercera.

 

Un pensamiento en “21. No hay dos sin tres. Segunda visita al posible cráter de Montouto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *