Archivo de la etiqueta: A Garda

84. Mina Regeira de Constantina en A Guarda: minería romana, canales, riegos, agua y agricultura, todo revuelto.

Está catalogada como mina romana con el registro GA036027008 y nombre Mina de Constantina o Regeira de Constantina.

Es una mina muy singular. Que yo haya visto, es la única de ese tamaño en la que Patrimonio ha identificado unas supuestas balsas o depósitos de agua para su explotación. Ahí la tenéis, en el esquema de la ficha de Patrimonio  y al lado el mapa de pendientes.

Grafico 1

Regeira de Constantina, esquema de la mina en la ficha de Patrimonio y a la derecha vista en el mapa de pendientes.

El caso es que no fui capaz de localizar las balsas, aunque sí parece que la suave topografía justo encima de la mina haya sido retocada y, sobre todo, son evidentes diversos canalillos excavados en la zona, aunque de difícil interpretación (mineros o agrícolas?) y atribución (modernos o antiguos?).

Zona de baja pendiente sobre la mina en la que se situarían las balsas.

Zona de baja pendiente sobre la mina en la que se situarían las balsas.

canal aguas arriba de la Regeira de Constantina

Pequeño canal de paredes verticales en la zona superior de la Regeira de Constantina

Pero en cambio, aguas arriba, donde la ladera vuelve a ganar inclinación, sí encontré un gran canal, visible en el mapa de pendientes que apunta directamente hacia la Regeira (aunque muere antes de llegar a ella) pero que quizá, quizá… pudiera estar relacionado.

Figura 7

Y este gran canal el que más me interesa ahora porque me mete de lleno con la tradición y tecnología del riego en Galicia.

Pero como son muchas cosas, voy por partes.

1.- La ficha de Patrimonio dice que está en xacemento secundario, pero no, está en primario, en el granito de A Grova, como bien se ve en los escarpes.

Regeira vista desde su parte más alta. A la derecha se distingue el escarpe de granito alterado.

Regeira vista desde su parte más alta. A la derecha se distingue el escarpe de granito alterado.

El motivo de tan extraña confusión yo creo que se debe a que los arqueólogos que hicieron la ficha encontraron muchos cantos cuarcíticos en los muros agrícolas de las fincas abajo de la Regeira  y dedujeron que provenían de una terraza minada arriba. También se encuentran con facilidad cantos en los caminos arriba de la mina, que bien pudieran ser herramientas.

Cantos de cuarcita en escarpe de camino próximo a la Regeira

Cantos de cuarcita en escarpe de camino próximo a la Regeira

Copio el primer párrafo de la ficha completo porque muestra otra interente observación también mal interpretada.

Trátase dunha mina en xacemento secundario, o seu sedimento ben pode ser aurífero en base tanto os pequenos fragmentos de seixos que contén coma os óxidos que confiren ó sedimento unha tonalidade rubia e compacta en determinados lugares, asemade as augas que que manan da propia Mina da Regueira de Constantina son ferruguinosas, creándo así unha costra de ferro no fondo do regato.

El hierro es el metal más común de la corteza terrestre tras el aluminio, así que, que se formen costras de hierro no es señal de oro ni -en principio- de ninguna otra cosa salvo su propia oxidación. Digamos que el hierro está por todas partes.

Vista del interior de Regueira Constantina desde lo alto. En el fondo, el regato ferruginoso

Vista del interior de Regueira Constantina desde lo alto. En su fondo se ve el regato ferruginoso.

Lo que le ocurre al hierro es que, como en la sangre (la hemoglobina), resulta muy vistoso y llamativo, y sus óxidos destacan enseguida las vetillas mineralizadas y metalizadas con sus tonalidades rojizas. Lo que sí es interesante es que de la mina mane un manantial, pues como ya expliqué, los manantiales fueron para Agricolla -y probablemente en toda la minería premoderna– indicios para descubrir vetas y filones.

Regeira Constatina desde la trinchera de acceso

Parte alta de la Regeira Constatina donde se unen los dos ramales (desde el este)

2.- Pues sigo. Esta Regeira de Constantina, fuera o no mina de oro, es una excavación en forma de trinchera sinuosa con unos 6 metros de profundidad (a ojo) y algo más de 200 metros de longitud que se bifurca en dos en su término, ladera arriba. Esta evidente forma de trinchera es la que le da su nombre: Regeira, que significa eso mismo: canal o tajo, hendidura.

Regeira de Constantina justo antes de la bifurcación

Regeira de Constantina justo antes de la bifurcación

En su zona media y tercio inferior la Regeira de su recorrido está muy afectada por reexcavaciones modernas y rellenos, la carretera que la atraviesa, una vivienda, parcelas agríciolas y en diversas partes también ha sido transformada en un camino,

Regeira de Constantina hecha camino

Regeira de Constantina hecha camino

pero su traza original todavía resalta en el mapa de pendientes.

Figura 2

La ficha de Patrimonio la explica de una corta de arrastre, y como entiendo que se refiere a la famosa ruina montium de Plinio, otra vez no estoy de acuerdo. La corta de arrastre tiene una sola utilidad, que es desmontar una gran masa de roca blanda; un importante requisito, que se pueda aprovechar un desnivel; y dos posibles aplicaciones, que son, o bien eliminar una cobertera no mineralizada para acceder a un nivel inferior de interés minero, o bien desagregar una gran masa de roca blanda con una mineralización diseminada, es decir, extendida a todo el volumen del terreno y no concentrada en niveles, placeres, filones o vetas.

La corta de arrastre viene a ser el equivalente antiguo de una moderna voladura en frente de explotación, y su utilidad es esa, la de hacer avanzar el frente y sacar gran volumen de material, ya sea para explotarlo o para retirarlo.

Figura 3

No tiene ningún sentido pensar en la ruina montium en una mina como la Constantina, porque

a) lo más probable es que aquí se explotara un filón y en la mayoría de los filones la mineralización está concentrada y no diseminada

b) una corta de arrastre no genera un canal erosivo, sino un deslizamiento.

c) contra lo que se suele pensar, el agua es incapaz de partir una roca dura como el granito, incluso estando algo alterado.

Así que lo mejor es dejar de pensar en la corta por arrastre como método de excavación minero salvo en casos muy particulares.

Agua, minería y agricultura.

Una Regeira es un canal y eso es lo que vemos excatamente en la mina Constantina. De ahí a pensar que los romanos usaron el agua para excavar el canal solo hay un paso, aparentemente un paso lógico. Pero no. Un canal así no se puede excavar con agua. De hecho, si uno lo piensa de un modo general, un canal es un camino para llevar el agua de un sitio a otro sitio adonde el agua no va sin canal, de modo que resultaría bastante extraño poder excavar un canal con agua. (El pensamiento inverso es creer que un río, porque  lleva agua, es un canal, como creen la mayor parte de los ingenieros; luego pasa lo que pasa).

Pero a lo que iba. Como decía, los antiguos mineros llegaban a las vetas siguiendo los indicios de agua, -por ejemplo, siguiendo manantiales ferruginosos como el de Constantina-. Así que pudiera ser que el canal original de A Regeira no fuera en principio más que un camino a la búsqueda de una veta, -quién sabe-. Pero una vez hecho el camino, solo hay que ver cómo discurre por él el agua para ver el camino hecho canal.

Regatillo en un tramo de la Regeira de Constantina

Regatillo en un tramo de la Regeira de Constantina

Aguas arriba de la Regeira Constantina y apuntando hacia ella hay otro canal construido aparentemente como un colector de escorrentías. Es lo bastanate profundo como para destacar en el mapa de pendientes pero desaparece a unos 25 metros de la mina, transformado, aparentemente, …en camino.

Canal de desague de valle sobre la mina de Constantina

Final  del canal colector transformado en camino, en primer término.

Detalle del final

Detalle del final del canal, en realidad un doble canal en este último tramo.

En su parte más baja este canal-colector es un doble canal paralelo, aunque aún no tengo muy clara la estructura en detalle. El caso es que este canal -ya unificado- sigue unos 200 metros manteniéndose cerca pero no exáctamente en el fondo de la vaguada, sino apoyado en una de sus vertientes, aparentemente, la izquierda (subiendo), tal y como se ve en la foto de arriba (pared derecha del canal más alta que la derecha) como en la de abajo.

Figura 9

En su parte más alta el canal-colector apunta al fondo de la vaguada y desaparece.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vista del monte talado en la vaguada por encima del canal-colentor.

Bajando, y manteniendo la vista a la izquierda, lo que vemos son terrazas de cultivo. En esta parte más alta, la margen izquierda (bajando) incluso está reforzada por un muro de cachotería para evitar la erosión de las terrazas agrícolas.

Vista hacia abajo del canal en su parte alta. A la ixquierda: terrazas agrícolas, a la derecha, ladera natural

Vista hacia abajo del canal en su parte alta. A la izquierda: terrazas agrícolas abandonadas, a la derecha, ladera natural

Detalle de muro de protección de terraza agrícola sobre canal

Muro de protección de terraza agrícola sobre canal

Pero la mejor manera de verlo es, de nuevo, con el mapa de pendientes. El canal limita la zona de bajas laderas (tonos azules) que han sido aprovechadas para uso agrícola.

Figura 10

De todas formas, como se aprecia en las fotos, estas terrazas llevan tiempo abandonadas a monte. ¿Cuánto? Ni idea, pero mucho. El vuelo americano del 56 muestra que ya entonces estaban como hoy. De hecho, el límite de la zonas agrícola no ha cabiado apenas en estos 60 años en la zona.

Foto aérea de 1956 con el límite de las terrazas agrícolas.

Foto aérea de 1956 con el límite de las terrazas agrícolas.

En apariencia, el canal no está ahí para dar servicio a mina, sino a los campos. Pero entonces, ¿cómo es que se transforma en un camino? ¿Hace cuánto que sucedio? ¿Cómo es que muere sin que se vean los canales de riego que alimentaba? ¿Es casual su desaparición en el rellano topográfico donde se excava la Regeira y a 25 metros de distancia?

Por su posición límite entre cultivos y monte este canal recuerda a la gran -y misteriosa- trinchera de Gondomar, cuya funcionalidad y edad tampoco está nada clara, a medio camino entre lol agrícola y lo minero.

Hace tiempo que vengo dándole vueltas a una posibilidad: que haya una imbricación entre los sistemas de riego tradicionales en Galicia y la minería romana. Hay coincidencia geográfica. Y desde luego hay coincidencia de técnicas, por cuanto los riegos en Galicia comienzan muy a menudo en minas subterráneas cuyo objeto no es tanto alumbrar manantiales como servir de galerías drenantes del regolito. De hecho tiendo a pensar que este canal encima de la Regeira, excavado en la ladera, fue hecho tanto o mas como  trinchera drenante que como canal.

Queda por probar la conexión temporal. Dos mil años es mucho tiempo. Lo más fácil -y yo mismo lo hice en el caso de la gran trinchera de Gondomar- es pensar que las galerías drenantes y los sistemas de riego en Galicia fueron desarrollados en la Edad Moderna, coincidiendo con la introducción de los cultivos americanos como la patata y sobre todo el maiz, tan necesitado de riego. Pero lo cierto es que la romanización, el abandono de los castros y la ocupación de los valles que tanto hablan los arqueólogos necesariamente debió de suponer una revolución agrícola semejante a la del XVII-XVIII. Desconozco las técnicas agrícolas romanas y lo que los arqueólogos hayan descubierto en Galicia al respecto, pero Roma era una civilización mediterránea y por tanto regante. Está claro en cualquier caso que eran una civilización hidráulica.  El drenado de la Lagoa de Antela en Xinzo -Palla Áurea- para el cultivo de cereral, no debió ser un hecho aislado. ¿Y porqué no aprovechar los sistemas hidráulicos de las minas para uso agrícola?

Los romanos nos dejaron muchas cosas, el latín, que seguimos hablando, aunque ya no lo reconozcamos como tal, las parroquias, que han sido la unidad geográfica de la sociedad gallega durante quince siglos, el arado romano y el carro de bois que han trabajado el campo mil años y más. ¿Porqué no nos habrían de dejar también los sistemas de riego, con sus minas drenantes y sus levadas?

 07/12/2015

No podía dejarlo así, claro. Volví a la mina y aprovechando el clareo del otoño busqué las supuestas piscinas de la ficha de Patrimonio. El resultado, un batiburrillo.

La cosa es así:

Hay un canal que desemboca colgado en la mina Constantina, de paredes vertivales y excavado en el jabre granítico que no parece ser muy antiguo (por la estabilidad de sus paredes). Es el canal que aparece dibujado conectando con la mina por el oeste. Este canal va ganando profundidad al conectar con el vaciado de la mina, evidenciando su carácter erosivo en este punto. Aguas arriba, el canal mantiene sus paredes verticales, pero pierde profundidad hasta desaparecer, justo antes de encontrarse con el camino.

rego 2

Canal colgado en su conexión con la mina Constantina. Se aprecia su carácre erosivo.

rego 1

Canal hacia la mina constantina visto en sentido aguas arriba.

camino

Camino actual entre el canal de escorrentías y la mina Constantina

Canal de escorrentías

Término del canal de escorrentías , justo encima del camino, a modo de “doble canal”.

Como se ve en la foto, el camino actual (encharcado) corta la conexión entre el canal de paredes verticales que desemboca en la mina Constantina y el canal de escorrentías (doble) que sigua aguas arriba por la vaguada y limita los campos de cultivo. La piscina aparece en el croquis de Patrimonio entre un doble canal aguas arriba y el canal que desemboca en la mina Constantina, de modo que su lugar debería ser éste, y como se ve en la foto el camino tiende a encharcarse en este punto. Está claro que el camino corta ahora la vieja infraestructura hidráulica y que la zona ha cambiado. Lo que no sé es cómo estaba cuando Patrimonio hizo la ficha, si el arqueólogo encargado vio algo más hoy desaparecido o interpretó lo que hoy se ve como le pareció. Por cierto, creo que era este “doble canal” (el de la izquierda, en las fotos) el que continuaba aguas abajo para conectar con la mina Constantina.

Del otro canal y supuesta piscina al este, ni rastro.

piscina

Presa tradicional aguas abajo de la mina Constantina.

En la parte inferior de la mina Constantina, más abajo de la carretera que la cruza, hay una preciosa presa hoy semienterrada bajo el relleno de tro camino de acceso con un cierre de factura muy interesante. Soy incapaz de interpretar la pieza del centro o de decir si es de edad moderna o medieval, pero quizá había algo similar aguas arriba de la mina.

detalle de cierre de presa

detalle de cierre de presa

Lo que me parece claro es que hay una infraestructura de riego agrícola superpuesta al vaciado de la mina Constantina. Tanto el canal de escorrentías, como el canal de paredes verticales como esta presa aguas abajo forman parte de una misma infraestructura de riego y no tienen ningún propósito minero. Pero sería muy interesante saber cuándo comenzó a utilizarse este sistema de riego, si hay alguna relación entre ellos, si el sistema de riego aprovechó las excavaciones mineras o un previo sistema hidráulico minero o si su superposición es una mera casualidad.

Y para terminar dejo las fotos de esta pequeña chapucilla reaturadora, este Ecce homo en versión cruceiro. Me pareció interesante la inscripción, que no consigo descifrar. ¿Alguna ayuda?

cruceiro

inscripcion