Archivo de la etiqueta: fracturación

huella de voladura en granito

64. Un apunte sobre el fracking

Es solo un apunte aprovechando estas señales de voladuras que fotografíe con el movil en una cantera. Llovía a mares, no había demasiada luz  y mi móvil no es gran cosa, así que no son las mejores fotografías del mundo, pero se bastan para ilustrar lo que quiero contar.

Ved ya las fotos:

huella de voladura en granito

Es la huella de una voladura subterránea. Fijáos, es como una escoba de esas de las brujas. La marca vertical de arriba -que sería el palo- es la traza del taladro por el que se bajaron los explosivos, y el “penacho” de rayas que salen hacia abajo son las fracturas de la explosión. Con la explosión de una línea de taladros paralelos al frente de cantera se consigue el esponjamiento de la base del frente, que se viene abajo por su propio peso. Aquí, por ejemplo, podéis encontrar un video de una voladura cualquiera como esta de la que os hablo.

Aquí tenéis otra de esas huellas en forma de “escoba”.

Huella de voladura en forma de escoba

Y aquí va otra:

Huella de voladura

Creo que será suficiente.

El fondo de la cuestión es el fracking, del que tanto y tan mal se habla, en todos los sentidos.

Y es que esas huellas en escoba ilustran un principio geológico (más concretamente reológico, es decir, relativo a la mecánica de rocas)  fundamental para el desarrollo de la tecnología del fracking o fracturación hidráulica : las fracturas de una explosión o sobrepresión subterránea no se producirán de cualquier manera, sino que tenderán a disponerse en dirección vertical, tanto hacia arriba como hacia abajo.

La razón de que no veamos la “escoba inversa”  con su penacho dirigido hacia arriba en las fotos es que por ahí  tenemos el mango de la escoba, es decir, la perforación, que actúa como vávula de escape de la energía explosiva. Por eso, al preparar una voladura, por encima del cartucho explosivo, que va al fondo, se tapona primero con explosivo a granel y luego con arena para limitar la pérdida de energía. Si no tuviéramos este tapón, el propio explosivo podría salir disparado como una bala de fuego por el tubo de la perforación, como si fuera un cañón o una escopeta de fogueo.

Bueno, pues ahora mirad el esquema de abajo y fijáos en las grietas que dibujaron. Son las escobas producidas por la fracturación hidráulica o fracking a lo largo de una perforación horizontal. Precisamente, que esas escobas vayan hacia arriba y hacia abajo y no se repartan formando una esfera de fracturación es fundamental para la técnica pues así se amplía el alcance de la zona fracturada.

frackingex

Bueno, pues este comportamiento de las rocas no fue completamente comprendido hasta la década de 1950, y quien matematizó su mecánica fue ni más ni menos que M.K. Hubbert, el autor de la famosa curva y la más famosa aún noción de pico de petróleo. Hasta entonces, se creía precisamente lo contrario, que la liberación de tensiones internas en las rocas tendería a crear redes de fracturas horizontales, más o menos algo así como se dibuja en este otro aparentemente realista pero mucho más engañoso esquema del fracking:

engañoso perfil

Para terminar, un poco de historia. Porque contra lo que mucha gente cree, el fracking no es un invento, y mucho menos un invento nuevo, por el contrario, es algo muy viejo, casi tanto como la historia del petróleo. El uso de explosivos para esponjar las rocas se comenzó a probar ya en los lejanos días del siglo XIX  -los mineros siempre han sido gente ingeniosa y bastante bruta- y al menos en la década de los años 40 del siglo XX algunos técnicos intentaban recrear pequeños terremotos en los campos, pues habían experimentado que algunos pozos se reactivaban tras terremotos naturales. Así que nada nuevo.

Lo que sí fue nuevo y fundamental para el desarrollo de las actuales tecnologías del fracking, y en cierta medida hasta puede considerarse un gran invento, fue la perforación dirigida, es decir, la posibilidad de perforar en cualquier dirección (no solo en vertical) y en especial en horizontal, siguiendo las capas almacén de petróleo.

malla de perforaciones para agotar un almacen

Entonces sí, la fractura hidráulica a lo largo de un pozo guiado en horizontal dentro de la capa almacén de petróleo común, o gas, o incluso carbón, es lo que hoy ha multiplicado la capacidad de explotación de recursos energéticos en general, -no solo el petróleo convencional- y éste desarrollo reciente es lo que la mayoría de la gente entiende cuando se refiere al fracking.

Así que la próxima vez que oigáis hablar del fracking recordad que lo revolucionario de verdad, la novedad, lo que lo cambió todo, no fue la fractura, sino la perforación dirigida.

Residence Inn Scottsdale Paradise Valley
www.iphoneworld.nl most effective fitted dinners

Hanaukyo Maid Team La Verite Vol
wholesale handbags beauty advice and fashion trends for a super tasteful your organization

Hot Trends in Comfort Shoes
etech parts According to designer Pamela Thompson

Spirit Awards 2011 for Red Carpet Fashion
model cars This is the perfect opportunity to encourage her to sport flattering

Why Donating Vehicles Is The Best Option For Used Car Owners
nono hair removal That’s what it’s all about

Westboro Baptist Church Thanks God for 9
no no pro Wear turtlenecks with a short mini skirt

HSN Launches Fall Fashion Contest with June Ambrose
electronic cigarettes geoffrey zakarian’s regarding eyewear

Games for a 7 Year Old
moncler outlet But it was off the rack and it was accessible fashion

26. El Rego da Serpe VI. Ilustraciones e indicios.

Para que os hagáis una mejor idea, os presento algunas fotos que ilustran detalles interesantes del Rego y su entorno.

1.- LA ORIENTACIÓN DEL REGO. 

En las fotografías anteriores se aprecia bien cómo el Rego corta las direcciones estructurales naturales del granito, como la N70, que da lugar a los crestones que descienden la ladera, y es cortante también con la dirección de máxima pendiente de la ladera, que es aproximadamente N40 y coincide con otra dirección estructural principal del granito de Cíes.

2.- EL COLUVIÓN Y LA PLAYA FÓSIL.

En esta foto se ve la imbricación de los bloques del coluvión de izquierda a derecha, para chocar contra la pared norte del Rego. La imbricación de los bloques indica una mínima ordenación del flujo, y por lo tanto no fue un movimiento en masa y caótico. A la izquierda, bajo el coluvión, unos grandes bloques horizontales fosilizan un pequeño depósito de playa fósil.

Los bolos de cuarzo y granito señalan un nivel del mar más alto. ¿Del último interglacial o del óptimo climático holoceno? El nivel del mar alcanzó un máximo hace unos 6.000-8.000 años, colocándose unos metros por encima del nivel actual, y al descender dejón playas fósiles y sedimentos marinos entre 1 y 3 metros por ecima del nivel actual.

3.- EL ARRANQUE DEL REGO.

En la parte más baja del Rego hay una pequeña furna excavada por el mar en los sedimentos del coluvión. Esta cueva suele atraer la curiosidad de quienes pasan por allí, pero en sí no tinene nada de extraordinario. Lo realmente sorprendente es que su pared norte continúa hasta el nivel del mar, y aparentemente el Rego está excavado hasta el nivel de marea baja.

4.- LA PARED SUR DEL REGO

Las tres fotografías anteriores son de la pared sur del Rego. Se ve claramente como el tajo corta al diaclasado de descompresión, y cómo los bloques superiores parecen haber sufrido un  deslizamiento en favor de la máxima pendiente, con lo cual la pared en muchos puntos parece vencerse contra el Rego.

5.-LA PARED NORTE DEL REGO

Las tres fotografías anteriores son de la pared norte del Rego, mucho más irregular que la sur, y en general muestra una ligera inclinación hacia dentro del Rego.

 6.- EL INTERIOR DEL REGO

El suelo del Rego esta formado una roca de composición similar al granito de caja aunque enriquecida en hierro y magnesio, de grano mucho más fino, y por lo general muy alterada -grado V de la ISRM-. Probablemente se trata de una milonita. La imagen anterior muestra un detalle del fondo del Rego a unos 50 metros de su coronación, donde se tomó la muestra nº 5.

Detalle del contacto neto entre la probable milonita (en primer término, sobre ella la maza) y el granito (detrás de la maza) en la pared sur del Rego a unos 15 metros de su coronación. Este es el único punto donde se ha podido ver claro este contacto, que en el resto del Rego aparece oculto por la vegetación. Aquí tomé las muestras 1 (granito) y 2 (milonita). La milonita, presenta una composición similar a la del granito enriquecida en hierro y magnesio.En cualquier caso, ninguna de las cinco muestras analizadas dio contenidos apreciables de oro, plata, cobre o estaño.

Esta foto, tomada a unos 25 metros de la coronación, muestra un resalte rocoso resisitente de la milonita que que contrasta con el estado muy alterado habitual. Aquí tomé la muestra 3.

Detalle del crestón, definido por el diaclasado de dirección N40 y N70.

7.- CORONACIÓN DEL REGO

En su coronación,el Rego simplemente desaparece y la zona del alto justo encima del talud es llana, sin ningún accidente o morfología de consideración. La excavación del Rego ese circunscribe a la ladera sobre el mar, desde el nivel de bajamar hasta su punto más alto.

Video Coronacion del Rego

Los árboles de la foto anterior desde la parte más alta del Rego.

Vistas desde la parte alta del Rego, que apunta -más o menos- a la isla de Toralla.

4. Rego da Serpe III. Tomografías.

Una de las características más sobresalientes del Rego es su traza recta de direción E-W, una configuración que plantea interrogantes geológico-mineros añadidos. Las direcciones estructurales principales del granito de Cíes son N, N40, N70, N140 yN160 todas ellas fácilmente visibles en las imágenes de Google Earth, o el Sixpac.

En cada zona de las islas, el granito parece formar un bandeado rocoso según una de estas direcciones, aunque en realidad todas las diaclasas se entrecruzan en el granito y que se aparezcan unas u otras depende en buena medida de la topografía. Ocurre además que la fracturación del granito tiene una estructura fractal, y se desarrolla desde escala micro –que podríamos ver con una lupa- , hasta macro, evidente en la dirección de las fallas principales, las divisorias de aguas, o la línea de costa.

A este respecto, no será difícil a quienquiera que eche un vistazo a la costa de las rías Baixas en un mapa o foto aérea seguir de las trazas de los ejes N-S, N40 y N70 en el paisaje. En estas direcciones se disponen hoy las fracturas relajadas de inmensas fuerzas compresivas que actuaron sobre el sustrato en un pasado remoto, hace 300 millones de años.

Así que nuestro Rego E-W pinta bien poco en el esquema estructural no sólo de Cíes, sino de las Rías Baixas. Aunque podamos encontrar algunas diaclasas en esta dirección, por lo general presentan escaso desarrollo y aún se muestran sinuosas, debido a su carácter muy secundario y a la debilidad de las fuerzas que las crearon.

Una tomografía de resistividad realizada este verano en sentido perpendicular al Rego permite descartar por completo la posibilidad de una falla en su traza.

Una tomografía es la imagen de una sección de un sólido diseñada por un programa de ordenador –por ejemplo la tecnología TAC, Tomografía Axial Computerizada-. Las tomografías aprovechan la capacidad de cálculo de los ordenadores y la aplican a los métodos de exploración tradicionales, como puedan ser la radiografía por rayos X en medicina o el sondeo eléctrico en geofísica. Al fin, lo que obtenido es la imagen de una sección que debe ser interpretada.

La escala horizontal de la Tomografía de resistividad muestra la distancia en metros del perfil y la vertical la profundidad. El Rego vendría a caer entre los metros 64 y 70. Los colores azules indican mayor conductividad y los rojos menor, o lo que es lo mismo: mayor resistividad.

Si os han hecho un TAC sabréis que el analizador da vueltas en torno al cuerpo para mostrar la sección completa, pero claro, no es fácil hacer lo mismo con la Tierra, así que las tomografías geofísicas muestran sólo un corte en el terreno, y la profundidad de alcance depende de la longitud del perfil, que para la configuración utilizada (DIPOLO-DIPOLO) es de aproximadamente 1/5. Sin mayores complicaciones, la tomografía del Rego muestra una geometría horizontal de conductividades y descarta la presencia de cualquier estructura vertical de importancia.

Como curiosidad, cuando se iniciaron en España los estudios de Geología y puesto que no existían test de orientación vocacional específicos, se usaron los que evaluaban la aptitud del alumno para dedicarse a la Medicina. La mayor diferencia que encuentro entre una y otra es que no puedes preguntarle al paciente qué le pasa.