Archivo de la etiqueta: playa fósil

90. Cabo Estai 2. Una datación más que problemática.

1.- La datación.

Impaciente, mandé a datar una muestra de carbones de la base del la pila de escombros y el resultado, más que sorprenderme, me noqueó: >43.500 años; o sea, fuera del rango de aplicación de la técnica del C14.

resultado

Mi sorpresa no es gratuita. Aunque el depósito que interpreté como una mina antigua es en su conjunto muy singular, el nivel de playa fósil de su base es relativamente común y, de hecho, se puede seguir hacia el exterior de la ría en la playa de Abra y hacia el este de forma intermitente a lo largo de varios cientos de metros en torno a la punta de Cabo Estai, de donde son estas fotos:

Playa fosil en Cabo Estay datada por C14 como Holocena (posterior a 10.500 BP).

Segmento de la playa fosil en Cabo Estai datada por C14 como Holocena (posterior a 10.500 BP).

Detalle de carbones datados (10.430 BP +1230-1060) en nivel bajo la playa fósil.

El caso es que, como podéis leer en los pies de foto, el nivel bajo la playa fósil está datado también por C14 (Geochron Labs, Mass. US; muestra GX-20953, año 1995), datación que me marcaba situaba la playa en el Holoceno. Era sólo una datación (como ahora) pero junto a otros indicios indirectos me permitían inferir un nivel del mar superior al actual hacia el óptimo climático, hacia el 6000 BC, como en muchos otros lugares del mundo.

2.- ¿Holoceno o Eemiense?

La cuestión va más allá de la mera datación del depósito, pues implica también las posibles interpretaciones.

Recogí la muestra datada entre la playa fósil y la base de la “escombrera” (que ahora no tengo más remedio que entrecomillar) y en definitiva, lo que está en cuestión si la playa fósil es Holocena (de hace menos de 10.000 años) o Eemiense (es decir, del último interglaciar, hace unos 120.000 años), es más que la edad del depósito, es su interpretación como una escombrera minera holocena (clima templado) o como un cono de derrubios pleistoceno (clima perglaciar). Para ilustrar mejor el problema interpretativo, pongo unas fotografías.

Escombrera de cantera moderna en Mañón, A Coruña.

Escombrera de cantera moderna en Mañón, A Coruña.

Escombreras

Conos de derrubios en las cortas de Cueva del Moro, explotación romana de oro en Castropodame, El Bierzo. (foto de aquí)

Excavaciones mineras y conos de derrubios en explotaciones de

Ampliando la vista anterior, se ven las cortas mineras romanas de oro, escombreras diversas y conos de derrubios en Castropodame, El Bierzo. (foto de aquí)

Desde un punto de vista geológico, las escombreras mineras son depósitos gravitacionales más o menos remodeladas por agua. En el caso de la ruina montium, por ejemplo, el agua estaría implicada no solo en el transporte sino en el arranque, pero en los demás el agua sería agente de transporte. El agua también puede removilizar las escombreras erosionándolas y resedimentándolas como depósitos de derrubios o coluciones.

La naturaleza no sabe de compartimentos estancos y presenta siempre una infinita variedad de tipos intermedios. En cualquier caso, el agua aportaría selección granulométrica y ordenación interna a un depósito que, gravitacional puro, es una simple pila de gravas, arenas o bloques.

Para generar de forma natural un depósito similar al de una escombrera minera todo lo que necesitamos es un escarpe y un mecanismo de fracturación de ese escarpe. En la alta montaña y zonas de clima periglaciar, los ciclos de hielo-deshielo y frío-calor se encargan de fracturar la roca de un modo similar a una trituradora mecánica, y la gravedad se encarga de transportar ese material de las laderas a los pies de los escarpes y laderas.

Ejemplo de gelifracción.

Ejemplo de gelifracción en islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en Islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en Islandia. (foto de aquí)

Conos de derrubios en circo glaciar, España. (foto de aquí)

Canchales/conos de derrubios en circo glaciar en Gredos. (foto de aquí)

3.- La solución.

Las posibilidades ahora son que una de las dataciones esté mal o que los niveles de playa fósil de cabo Estai, pese a las apariencias, sean efectivamente dos: uno holoceno y otro eemiense. La verdad, no creo demasiado en esta posibilidad de dobs niveles. En cualquier caso la soculción vendrá de  nuevos análisis que confirmen o desmientan la edad y demás características. La edad es determinante para la interpretación, aunque no es la única clave.

Por ejemplo, si la edad fuera holocena, quedaría por comprobar la que las mineralizaciones que acompañan al dique de cuarzo son -en efecto- de interés minero. Por el contrario, si no apareciesen mineralizaciones, la hipótesis de la mina seguiría coja, a pesar de la edad. Y si pudiésemos identificar esa posible mineralización de oro pero la edad de los carbones se mantuviese >43.500, siempre quedaría la duda por el origen de esos carbones. Por cierto, la historia de los carbones en sí también es interesante, en concreto si se trata de maderas carbonizadas de modo natural o quemadas y fosilizadas. No resultaría nada fácil explicar la presencia de abundante madera quemada en un cono de derrubios periglaciar.  Y siguiendo en la posible interpretación de palya fósil eemiense, resulta bastante chocante que una causa climática haya dejado un depósito tan potente y a la vez tan localizado, asociado además a ese relativamente pequeño dique de cuarzo y sin otro equivalente semejante en toda la costa de rías. Que el cono de derrubios -máximo exponente de fío periglaciar de todo el cantil- descanse directamente sobre la playa fósil parece también extraño cuando las fases de más frío de la última glaciación sucedieron no al principio sino al final del período.

En fín. Si fuese fácil, no sería tan interesante.

 

81. Un yacimiento único: La mina de cabo Estai, I. Importancia y descripción.

En Cabo Estai, dentro del municpio de Vigo, se encuentra una pequeña mina antigua que constituye un yacimiento geoarqueológico único en su género por varios motivos:

1.- La erosión marina ha dejado a la vista tanto la escombrera como las mineralizaciones  minadas.

general

No es nada habitual que ni unas ni otras se encuentren a la vista, y mucho menos tener una secuencia estratigráfica completa de lo que parece constituir el ciclo de vida de la mina, desde sus inicios hasta su abandono.

2.- La escombrera fosiliza un nivel de playa que marca un nivel del mar ligeramente más alto que el actual.

DSC_0028

Por tanto, el yacimiento no solo tiene interés arqueológico, sino ambiental, pues supone una referencia para la reconstrucción de las variaciones del nivel del mar. Estos niveles de playa se pueden seguir hacia el exterior de la ría en praia D’Abra y por el interior hasta la playa de A Fonte, entre Samil y Alcabre y en general, por todas las zonas externas de las Rias Baias.

3.- Una gran cantidad de carbones a techo de la playa fósil y en la base de la escombrera permitiá datarla con precisión.

Los carbones no solo datarán el arranque de la mina, sino la playa fósil. Esto de por sí ya es excepcional.

DSC_0052

Además hay muchos, muchísimos carbones, y es posible que puedan confirmar el empleo de fuego para quebrar las rocas, según expuso Plinio (HN 33.71).

DSC_0053

Niveles.

El yacimiento se estructura en tres grandes niveles o secuencias estratigráficas, que de muro a techo son:

1.- Nivel de playa fósil sobre el sustrato rocoso entre el nivel de marea alta actual y unos 1-1,5 metros por encima. En las zonas topográficamente más bajas, este nivel presenta como una secuencia positiva (granodecreciente hacia techo) formada por un conglomerado de cantos redondeados con laminaciones de gravillas redondeadas encima y arenas de playa más arriba. Estas arenas de playa pierden redondeamiento y esfericidad hacia techo y con la altura topográfica, siendo en ocasiones indistinguibles de una arena eluvionar granítica. La cementación es la típica de óxidos de hierro.

2.- Nivel de escombrera. Se presenta disconforme sobre la playa fósil y localmente erosivo.  Al este del dique de cuarzo minado se pueden distinguir varias capas con buzamientos de 20 º formando un gran depósito cantosoportado en forma de pila.

secuencia estratigrafica

Al oeste del dique minado los buzamientos son de unos 20 a 30 º entrecruzados.

niveles de escombrera cruzados

Aproximándonos, vemos los clastos y lajas de cuarzo de todos los tamaños están completamente fracturados y sin señal alguna de meteorización.DSC_0034

DSC_0035

 El dique ha sido completamente machacado.

DSC_0037

 Y hasta aparecen acumulaciones sin matriz alguna.

DSC_0038DSC_0039 DSC_0033Se pueden encontrar geodas e incluso perfectas puntas de cristales de cuarzo seccionados que demuestran el enorme trabajo de fracturación de la roca.

20150725_162321

20150725_162401Y en algún caso muy raro, hasta algún canto redondeado de cuarzo, también fracturado, aunque por desgracia sin señales de haber sido utilizado como herramienta.

DSC 00043.- Y por encima de la escombrera un nivel coluvionar típico, con bloques y cantos englobados en una matriz terrosa que eviencia características edáficas más o menos acusadas.

DSC_0011

En estos niveles coluvionares presentan buzamientos menores que los de la escombrera, tendiendo a la horizontalidad, mucha mayor continuidad lateral y en ellos  la fracción gruesa disminuye hacia techo y a medida que nos alejamenos de la escombrera.  O sea, lo normal.DSC_0022

DSC_0023

75. El Antropoceno y la velocidad. Suelos policíclos y playas fósiles en Ons, Massó y D’Abra.

Estos días es noticia que unos geólogos del IUGS han propuesto iniciar el Antropoceno en 1945, cuando explotó la primera bomba nuclear. La fecha no está escogida por mero simbolismo, sino porque la era nuclear señalará durante millones de años un registro neto y correlacionable en todo el planeta para los geólogos del futuro (je).

bomba H

En cualquier caso creo que 1952 sería mejor fecha que 1945, pues ese año explosionó la primera bomba H, que generó una señal radioactiva mucho más evidente. Las mediciones de C-14, por ejemplo, están referidas a ese horizonte de 1952 y no es posible medir mediante C-14 materiales posteriores a esa fecha.

Copio ahora un párrafo de la 2ª circular de la próxima XIV Reunión Nacional del Cuaternario que tendrá lugar en junio en Granada sobre el Simposio S08 dedicado al Antropoceno:

Actualmente hay 3 propuestas principales para marcar el inicio de este posible nuevo tiempo geológico: 1) hace milenios con la revolución neolítica y la difusión de la agricultura y la ganadería; 2) a finales del siglo XVIII con la invención de la máquina de vapor y el desarrollo de la revolución industrial; y 3) coincidente con la “Gran Aceleración” (Steffen et al., 2011, 2015) a mediados del siglo XX y el comienzo de la escalada nuclear.

Lo bueno de la propuesta 1) es que ofrece una visión mucho más completa, compleja y veraz de la relación de la especie humana con la naturaleza. Eso que mucha gente cree de que las sociedades antiguas vivían  de  equilibrio con la naturaleza es una patraña. Si los neolíticos no alteraron más el medio en el que vivían, es porque no pudieron.

La Galicia rural surgió en el Neolítico

La Galicia rural surgió en el Neolítico

La Galicia rural surgió en el Neolítico, II

La Galicia rural surgió en el Neolítico, II

La agricultura fue el inicio de una explotación intensiva con consecuencias ya evidentes en el registro geológico, mucho más extensas e intensas de lo que mucha gente supone. En Galicia, sin ir más lejos, tenemos las famosas “líneas de piedras“, que no son otra cosa que suelos truncados como señal de la deforestación y erosión producida por las quemas de desbroce de aquellos primeros agricultores/ganaderos.

perfiles de dos suelos policíclicos señalando fases agricolas en Santiago

Perfiles de dos suelos policíclicos en Santiago señalando fases agricolas

Las primeras líneas de piedras o cicatrices de erosión son contemporáneas de las más antiguas mámoas, hace unos seis mil años nada menos, quince siglos antes que las grandes pirámides de Egipto, pero el proceso se ha venido repitiendo hasta la actualidad.

mámoa en pastizal, Fontefría

mámoa en pastizal, Fontefría

La ventaja de la propuesta 3) de “la gran aceleración” es que más o menos a partir de esta fecha las huellas humana se encuentran a todas las cuencas sedimentarias de la Tierra, y no solo se trata de una señal radioactiva, las evidencias sedimentarias y paleontologógicas son generales y variadísimas: hay todo tipo de marcadores químicos, mineralógicos e incluso estratigráficos que manifiestan la maginitud de los cambios: aumento del contenido en metales pesados en los sedimentos, plásticos, residuos de todo tipo, incremento de la materia orgánica, aumento general de las tasas de sedimentación, etc, etc. Y como fondo, las señales de un cambio general en las condiciones ambientales: acidificación del océano, variaciones en la atmósfera, destrucción de ecosistemas, y, sobre todo, la extinción masiva de especies animales y vegetales en todo el planeta.

La propuesta 2) es la menos convincente. Reune los inconvenientes de 1) y 2), su elección es tan arbitraria como 1) pero además tampoco ofrece un parámetro o criterio geológico objetivo y claro que permita identificarlo en el campo, o sea, en las propios sedimentos.

Suelo truncado por escombrera minera galaico-romana. Ons

Como la agricultura, la industrialización es un proceso diacrónico; las primeras señales geológicas de la industrialización en el registro sedimentario son indistinguibles de fases preindustriales de mayor desarrollo agrícola o urbano, como las vividas en el Imperio Romano o en la explosión demográfica del XVIII; y sus efectos globales no son evidentes en todo el mundo hasta mediados del siglo XX, es decir, justo cuando da inicio la era nuclear. Así que, realmente, visto en el registro sedimentario, la opción 2 es una tierra de nadie entre 1) y 3).

Plomo en turberas del Xistral

La discusión que se plantea no deja de ser una chorrada para entretenimiento de académicos, pero nos remite a otra cuestión de mucho mayor interés y que tiene que ver con una de las primeras y más enconadas discusiones teóricas de los inicios de la Geología: el uniformismo contra el catastrofismo.

No somos -ni mucho menos- la primera especie que cambió la faz de la Tierra, aunque sí, hay que reconocerlo, lo hemos hecho a mayor velocidad que ninguna otra. Pero lo que esto nos recuerda es que la velocidad de los procesos geológicos es una variable, no una característica.

poblacion humana

Lo que determina la velocidad de los procesos geológicos, básicamente, es la energía. Cuanta mayor energía, mayor velocidad. Los eventos catastróficos requieren de gran energía, y son espaciados en el tiempo. El uniformismo, por el contrario, cree que los cambios tienen lugar de forma lenta, gradual, y lenta. Como es natural, los cambios uniformes se asocian a pocas variaciones de energía.

Playa fósil del Antropoceno en Massó, Cangas

Playa fósil del Antropoceno en Massó, Cangas

la plya fósil de la foto es un recordatotio de lo rápido que pueden tener lugar los sucesos geológicos si se dan las condiciones adecuadas. El Antropoceno, con apenas unas pocas decenas de años, ya nos deja playas fósiles.

Detalle de conglomerado vario cementado por óxidos de hierro

Detalle de conglomerado vario cementado por óxidos de hierro. Playa fósil de Massó, Cangas.

Antropoceno de Massó. Detalle de lata de conservas en playa fosil

Detalle de lata de conservas en playa fósil.

Detalle de playa fósil de Massó. Nivel de "concheiro industrial" Sobre todo, concha de mejillón.

Detalle de nivel de “concheiro industrial” Sobre todo, concha de mejillón.

Niveles de concheiro de playa fósil

Niveles de concheiro de playa fósil

Playa actual y depósitos antropocenos en escarpe

Playa actual y depósitos antropocenos en escarpe

Lo mismo de arriba, más cerca

Lo de arriba, más cerca

En la playa fósil de Massó el plus de energía viene en los propios sedimentos: desperdicios industriales y materiales de construcción abandonados en la orilla que el olejae se ha encargado de ordenar y la termodinámica química de cementar. La basura de Massó esá en desequilibrio hidrodinámico y termodinámico con el medio y por eso esta playa se creó y fosilizó tan rápido. No obstante, la playa en sí es un límite, una zona de alta energía, un lugar en permanente riesgo de catástrofe. Todas las playas están siendo remodeladas una y otra vez. Y por eso es tan común encontrar suelos políciclicos en estos lugares.

Suelo policiclico sobre playa fósil en Praia Dabra. Nigrán.

Suelo policiclico sobre playa fósil en Praia Dabra. Nigrán.

En realidad, buena parte del registro geológico está formado por eventos catastróficos: inundaciones, deshielos, avalanchas, tsunamis, avenidas fluviales, eventos volcánicos, tormentas, turbiditas, playas…

Es como si todo el registro geológico fuera un contínuo de sucesivas catástrofes a todas las escalas. Es para pensárselo…

burberry schal
San Francisco Nob Hill Hotels
iphone6 parts you can probably get those somewhere else J

4 Uncool Fashions We Should Consider Bringing Back
iphone 5 screen replacement big event nail method for your son’s bride

The Status Of An Individual In Superior Profile Social Gatherings
www.iphoneworld.nl We can help arrange sandcastle building lessons

Amazing Christening Gift Ideas for Baby Boy Girl
wholesale fashion shoes but overall provides an enjoyable experience

Nicki Minaj Rips Iconic Fashion Designer
iMonster Parts monsters also conspiracies

IPO Index Continues Rally Into March
wholesale iphone parts conducted again by William Stromberg

Fashion Shoes in Fall 2008
no no but Kohl’s margins declined in 2012

Reasons Why People Gain Weight
valentino outlet Like any nation

42. El bosque y la playa fósil de Praia d’Abra, Ría de Vigo.

Praia D’Abra es el nombre tradicional de la turística playa de patos, al norte de Monteferro, en Nigrán. La gramática es también la tradicional, es decir, la popular, de un gallego/celta inventado, sin duda, pero veraz, y mucho más vivo que ese artificioso gallego normativo de los académicos. Tomo esta gramática prestada del letrero del bar Praia D’Abra, el más antiguo del lugar, donde te puedes tomar unas empanadillas de leyenda y codearte con una parroquia  que te localiza media docena de robalizas a 400 metros por su estela del agua. Praia D’Abra se dice de corrido: praiadabra. Y desde luego es mucho más bonito que playa de patos.

Bueno, pues Praiadabra, entre otras cosas, guarda uno de los tres bosques fósiles en el intermareal de Galicia. O al menos de los tres que se tiene noticia. Los otros restos parecidos y documentados están en el lugar de Seselle, en la localidad y ría coruñesa-ferrolana de Ares y en punta Penisqueira, en Aguiño. Pero el de Praiadabra es mi preferido. El bosque fósil de Praiadabra se oculta bajo la arena de la playa actual y solo lo descubre en ocasiones contadas, tras fuertes temporales o cuando -con no mucha arena- se forma una barra delante de la playa y los viejos troncos afloran entre la playa y la barra, como es el caso de las fotos, en abril de 2011

Cuando las mareas y oleajes retiran la fina arena y los gruesos cantos de debajo se pueden ver restos de troncos y tronquitos e incluso cañizos enraizados en un nivel arcilloso (caolín, de color gris) o areno-arcilloso (gris amarillo). El nivel de caolín aparece ennegrecido en la zona central de la playa, donde la topografía del sustrato está más deprimida. Esta debía ser una zona de aguas estancadas, y la materia orgánica sedimentaba en el tiempo en que crecían los troncos, la mayoría pequeños, de no más de diez centímetros de diámetro, pero algunos de buen porte. Una datación de C14 de uno de esos troncos dio una edad de 6940 (±125), justo antes del óptimo climático Holoceno, un periodo de temperaturas máximas en el hemisferio norte (mayores que las actuales) y que en muchas costas del mundo ha dejado evidencias de un nivel del mar ligeramente por encima del actual. Así que tenemos un bosque fósil en la posición del intermareal bajo (por debajo del nivel medio de marea) que fue inundado por el ascenso del nivel del mar hace no más de siete mil años.

En Praiadabra, como en muchos otros lugares de la costa gallega, también hay evidencias de un nivel por encima del actual, son los restos de una playa fósil que se puede ver un  par de metros por encima del nivel medio de marea, en el talud tras la playa. estas playas fósiles se pueden encontrar a lo largo de buena parte de la costa gallega.

El problema es determinar su edad. La mayoría de los que las han estudiado creen que son de el último interglaciar, hace unos 130.000 años, aunque por el momento, no hay nada seguro. La cuestión es que en Galicia hay evidencias de que el óptimo glaciar tuvo un máximo del nivel del mar superior al actual, por lo que ahora nos encontramos con las playas del último interglaciar y las de hace esos seis mil años entremezcladas de modo parecido cómo las playas fósiles se mezclan con las actuales.

Y para liarlo todo un poco más, ligeros basculamientos tectónicos elevan o hunden esos depósitos.  Auque está más alta, la playa fósil es, posiblemente, anterior al depósito de arcillas grises sobre el que crecieron los árboles fósiles. Ese nivel amarillento que veis encima de los cantos son arenas finas arcillosas, de viejas dunas, que cuando el nivel del mar se retiró fueron erosionadas junto con parte de la vieja playa, lavándose arenas y arcillas y sedimentando las arcillas en la parte más baja de la playa, donde posiblemente había una zona encharcada, una pequeña laguna, similar a la que se forma en ocasiones en la playa actual… y casi en el mismo sitio, al amparo de una barra de arena. ¡Vaya, de ésta no tengo foto!.

26. El Rego da Serpe VI. Ilustraciones e indicios.

Para que os hagáis una mejor idea, os presento algunas fotos que ilustran detalles interesantes del Rego y su entorno.

1.- LA ORIENTACIÓN DEL REGO. 

En las fotografías anteriores se aprecia bien cómo el Rego corta las direcciones estructurales naturales del granito, como la N70, que da lugar a los crestones que descienden la ladera, y es cortante también con la dirección de máxima pendiente de la ladera, que es aproximadamente N40 y coincide con otra dirección estructural principal del granito de Cíes.

2.- EL COLUVIÓN Y LA PLAYA FÓSIL.

En esta foto se ve la imbricación de los bloques del coluvión de izquierda a derecha, para chocar contra la pared norte del Rego. La imbricación de los bloques indica una mínima ordenación del flujo, y por lo tanto no fue un movimiento en masa y caótico. A la izquierda, bajo el coluvión, unos grandes bloques horizontales fosilizan un pequeño depósito de playa fósil.

Los bolos de cuarzo y granito señalan un nivel del mar más alto. ¿Del último interglacial o del óptimo climático holoceno? El nivel del mar alcanzó un máximo hace unos 6.000-8.000 años, colocándose unos metros por encima del nivel actual, y al descender dejón playas fósiles y sedimentos marinos entre 1 y 3 metros por ecima del nivel actual.

3.- EL ARRANQUE DEL REGO.

En la parte más baja del Rego hay una pequeña furna excavada por el mar en los sedimentos del coluvión. Esta cueva suele atraer la curiosidad de quienes pasan por allí, pero en sí no tinene nada de extraordinario. Lo realmente sorprendente es que su pared norte continúa hasta el nivel del mar, y aparentemente el Rego está excavado hasta el nivel de marea baja.

4.- LA PARED SUR DEL REGO

Las tres fotografías anteriores son de la pared sur del Rego. Se ve claramente como el tajo corta al diaclasado de descompresión, y cómo los bloques superiores parecen haber sufrido un  deslizamiento en favor de la máxima pendiente, con lo cual la pared en muchos puntos parece vencerse contra el Rego.

5.-LA PARED NORTE DEL REGO

Las tres fotografías anteriores son de la pared norte del Rego, mucho más irregular que la sur, y en general muestra una ligera inclinación hacia dentro del Rego.

 6.- EL INTERIOR DEL REGO

El suelo del Rego esta formado una roca de composición similar al granito de caja aunque enriquecida en hierro y magnesio, de grano mucho más fino, y por lo general muy alterada -grado V de la ISRM-. Probablemente se trata de una milonita. La imagen anterior muestra un detalle del fondo del Rego a unos 50 metros de su coronación, donde se tomó la muestra nº 5.

Detalle del contacto neto entre la probable milonita (en primer término, sobre ella la maza) y el granito (detrás de la maza) en la pared sur del Rego a unos 15 metros de su coronación. Este es el único punto donde se ha podido ver claro este contacto, que en el resto del Rego aparece oculto por la vegetación. Aquí tomé las muestras 1 (granito) y 2 (milonita). La milonita, presenta una composición similar a la del granito enriquecida en hierro y magnesio.En cualquier caso, ninguna de las cinco muestras analizadas dio contenidos apreciables de oro, plata, cobre o estaño.

Esta foto, tomada a unos 25 metros de la coronación, muestra un resalte rocoso resisitente de la milonita que que contrasta con el estado muy alterado habitual. Aquí tomé la muestra 3.

Detalle del crestón, definido por el diaclasado de dirección N40 y N70.

7.- CORONACIÓN DEL REGO

En su coronación,el Rego simplemente desaparece y la zona del alto justo encima del talud es llana, sin ningún accidente o morfología de consideración. La excavación del Rego ese circunscribe a la ladera sobre el mar, desde el nivel de bajamar hasta su punto más alto.

Video Coronacion del Rego

Los árboles de la foto anterior desde la parte más alta del Rego.

Vistas desde la parte alta del Rego, que apunta -más o menos- a la isla de Toralla.