Archivo de la etiqueta: Portugal

47. Las Rías Secas de Portugal

Todo el mundo sabe que en Galicia hay rías Altas e Baixas, Altas y Bajas, pero pocos reparan en que el norte de Portugal también tiene sus rías, que son Baixas, claro, aunque también son Secas.

Recordé esta historia por una sensacional noticia de ayer, en Faro de Vigo: Galicia sobreviría al deshielo, que aprovechaban una previsión (por llamarlo de alguna manera) a cinco mil años vista hecha por National Geographic .

Sin duda un buen ejemplo de cómo funciona la publicidad calentóloga. El asunto ni siquiera es novedoso, pues desde hace años funciona en internet un simulador de ascenso del nivel del mar sobre la cartografía Google. Este simulador no permite imprimir las imágenes, pero es muy fácil de usar y podéis encontrarlo aquí.

La sensacional noticia me recordó lo de las rías Secas de Poprtugal, que se verían si el mar subiese unos 50 a 100 metros. En el mapa de abajo las podéis ver con solo pensar que lo verde es el mar. El color verde muestra las tierras por debajo de los 50 metros. El amarillo pálido son las zonas de 50 a 100 metros sobre el nivel del mar, y el oscuro de 100 a 200.

También podéis ver las rías del Limia y del Cávado, y la pequeña ría del Ave con la aplicación de subida del nivel del mar.

A propósito, con esta aplicación también podéis ver la ría del Miño, que sí, tiene su pequeña ría, aunque hoy no la podamos ver  por estar rellena con los sedimentos del propio río. Con el mar a +60 metros, sin embrago, la ría del Miño aparece en su esplendor.

Lo que nos demuestra el gran río Miño es que las rías, aunque retocadas por el mar o remodeladas por los ríos, no son valles excavados por estos, pues no hay correspondencia alguna entre valle y río, sino que son valles de origen tectónico.

Las rías Bajas, inundadas o secas desaparecen a la altura de Oporto, que no, no tiene ría, o al menos no la tiene en Porto, sino en el río Mondego, y a unos 200 metros de altura. Otro día explicaré este bonito asunto, pero por el momento, quien quiera imaginar como serían las rías Bajas sin agua, no tiene más que irse a los valles del Cávado o del Limia, allí las verá.